Historia

JORDI VERGÉS DORCA es un anticuario especializado en relojes y bronces desde hace más de veinticinco años. Su trayectoria profesional y su gusto personal le han llevado a centrar su ámbito de actuación en el siglo XVIII y el primer imperio napoleónico, y aunque se dedica mayoritariamente a las piezas francesas de esta época, tampoco olvida la buena producción de otros países.

Por otra parte su gran afición son también los relojes de pulsera clásicos y de colección.

Sus conocimientos mecánicos heredados de una línea familiar a través de generaciones, le permiten actuar en todos los campos de la relojería.

Su actividad profesional la desenvuelve en Sitges, de donde es originario. Pero cada año se le puede encontrar en las principales citas para los amantes del arte, pues participa en los mejores salones de anticuarios de Madrid y Barcelona.

La continuidad profesional esta asegurada con su hija MARINA VERGÉS TERMES que a su vez es relojera titulada y colegiada, y la reciente incoropración en su equipo del relojero Oscar Gabaldà Arnal.